Unas 2000 personas rinden culto al cítrico en El Valle

0
338

La XIII Fiesta de la Naranja congregó en Melegís a visitantes de toda la provincia dispuestos a disfrutar del clima y de la gastronomía más tradicional

Ya son once años apostando por lo mejor que tienen, por las señas que más les identifican, por realzar los valores de su tierra. Y cada vez tienen más éxito. Los vecinos de El Valle, capitaneados por su Ayuntamiento, han vuelto a hacer posible una nueva edición de la Feria del Cítrico y de la Fiesta de la Naranja.

Han trabajado duro, los jóvenes exprimiendo zumo, las mujeres haciendo las migas, las mayores elaborando el remojón y muchas otras personas que, entre bambalinas, estuvieron pendientes de que todo estuviera a punto para recibir a las miles de personas que se acercaron hasta El Valle el pasado fin de semana para disfrutar de sus cítricos, de su paisaje y de su gastronomía más tradicional.

Y lo consiguieron. Cuando se cumplen trece años de la Fiesta de la Naranja, más de 2000 personas visitaron Melegís para degustar sus famosas migas de sémola, acompañadas por remojón de naranja, un sabroso gazpacho de limón y un fresco zumo de naranja para terminar con buen sabor de boca.

Pero no sólo de agasajar al estómago se trataba. La jornada festiva comenzó con el VII Día de Senderismo Valle de Lecrín, donde centenares de senderistas de toda la provincia realizaron una atractiva ruta que partió de Dúrcal y llegó a Melegís a mediodía. También se realizaron visitas culturales a la Iglesia San Juan Evangelista de Melegís, declarada Bien de Interés Cultural.

Por otro lado, en el recinto donde se celebraba la fiesta, se encontraban una veintena de stands con productos típicos de la comarca como vinos, mermeladas, dulces tradicionales y artículos de decoración. Además, también hubo lugar para exponer las diferentes variedades de cítricos a través de una cata organizada por el Grupo de Desarrollo Rural Aprovalle-Temple-Costa.

XI Feria del Cítrico

El evento ha puesto el broche de oro a la semana de la XI Feria del Cítrico, que ha estado cargada de todo tipo de actividades en torno a la promoción turística de la comarca y a la potenciación de sus valores naturales y culturales. Si bien, en esta ocasión se ha hecho más hincapié en la dinamización de la comercialización y producción de los cítricos, así como en las técnicas de fertilización de los mismos.