El Valle se prepara para su tradicional Carrera de La Naranja que vuelve cada 28F

0
336

El municipio de El Valle ha presentado en rueda de prensa la XIII Carrera de la Naranja, que se celebra el próximo sábado, coincidiendo con el 28 de febrero, día de Andalucía, como es tradicional.

La carrera prevé este año batir récord de participación con más de mil atletas pues a fecha de hoy hay 884 inscritos, según ha indicado el diputado delegado de Deportes, Francisco Rodríguez, que ha aludido al “asequible” trazado de la prueba durante la rueda de prensa para su presentación junto con el alcalde de El Valle, Juan Antonio Palomino.

Teniendo en cuenta que el pronóstico meteorológico es bueno, “no creo que haya un sitio más bonito en la provincia de Granada para pasar un día de deporte y campo en familia”, ha indicado Francisco Rodríguez que ha resaltado la importancia de que en la Carrera de La Naranja puedan correr desde benjamines hasta veteranos ya que “aunque en la provincia hay una gran oferta de atletismo para adultos, con carreras como las del Gran Premio de Fondo de la Diputación, es cierto que para categorías inferiores hay menos pruebas”.

Con el apoyo de la Diputación Provincial, es ya una competición consolidada en los ámbitos provincial y andaluz en la que suelen participar unos 35 clubes. Se ha convertido además en una cita ineludible para las grandes figuras del atletismo granadino, andaluz e incluso internacional, en concreto del atletismo marroquí, que han ido aportando un gran nivel a la prueba.

Además del apoyo institucional, la prueba cuenta con el patrocinio de una veintena de empresas locales, provinciales y nacionales. El apoyo de los pequeños empresarios del pueblo ha sido destacado por el diputado de Deportes pues “se implican para que esta carrera sea además una fiesta popular” por lo que “para la Diputación se cumplen todos los requisitos para que sea un éxito”.

La prueba cuenta con un recorrido de 6,6 kilómetros que discurre por los caminos rurales de Melegís, Restábal y Saleres, los núcleos de población de El Valle. Los corredores tienen que salvar durante el recorrido un trazado exigente caracterizado por las subidas y bajadas. El 90 por ciento de la carrera discurre por carriles agrícolas de gran belleza pasando también por vías asfaltadas y cruzando incluso un río. A pesar de la dureza, los atletas agradecen cada año el trazado de la prueba caracterizado por un entorno natural repleto de naranjos y limoneros.

El alcalde de El Valle, Juan Antonio Palomino, ha afirmado que “nuestra intención es hacer deporte en familia en medio de la naturaleza, atravesando el corazón del Valle de Lecrín”.

La carrera va entre “sus ríos y alamedas, su mar de naranjos y limones, con los almendros también en flor”, ha añadido Juan Antonio Palomino que ha invitado a todos los granadinos a que “vengan a pasar el día con nosotros haciendo un deporte que es de bajo coste y de mucho rendimiento”.

La meta se encuentra en el pueblo de Saleres donde será la entrega de premios. El alcalde de El Valle que ha agradecido el apoyo de la Diputación que “se vuelca para que sea un éxito esta prueba deportiva” en lo que será “un día sano” que permitirá además a atletas y acompañantes disfrutar de “lo mejor que tiene la provincia de Granada que son nuestras naranjas”.

La mayor peculiaridad que convierte en única esta prueba radica en que los ganadores absolutos masculinos y femeninos reciben su peso en naranjas como recompensa principal. El objetivo es que el municipio de El Valle pueda dar a conocer sus productos autóctonos al resto de la provincia y la comunidad autónoma.

Habrá trofeos y medallas para los tres primeros atletas masculino y femenino de cada categoría, premio para los corredores de mayor y menor edad, y para el primer atleta local masculino y femenino. Además, habrá sorteo para regalos para todos los corredores.

Por cuarto año consecutivo, la prueba estará cronometrada por la empresa Global Tempo de cronometraje profesional mediante microchip con la última tecnología desarrollada en el ámbito internacional.

La prueba es también un motivo para el encuentro familiar corriendo desde el abuelo al nieto acudiendo muchos vecinos al pueblo con motivo del 28 de febrero para hacer deporte y estar en contacto con la naturaleza.