El Valle acoge el proyecto de formación «The power of citrus»

0
500

visita erasmus2

Estudiantes de España, Grecia, Italia y Turquía se reúnen en el municipio para profundizar en el cultivo de cítricos, importados históricamente desde Asia hasta el Mediterráneo

‘The power of citrus’ (El poder de los cítricos) es el nombre del proyecto que ha reunido estos días en El Valle a estudiantes de España, Grecia, Italia y Turquía unidos por un objetivo común: interesarte por la cultura y los valores históricos locales. Y el cultivo de cítricos en el Mediterráneo es uno de esos valores comunes, incluyendo todos sus aspectos relacionados (agricultura, economía, historia, cultura y turismo).

De este modo, que mejor escenario que el municipio de El Valle, poseedor del clima propicio para el desarrollo de los cítricos, para acoger este programa educativo y de intercambio de jóvenes europeos, impulsado por la Associazione Diagonal Italia. Trento y Calabria; UNESCO YOUTH CLUB THESSALONIKI (Miembro del Consejo Nacional de la Juventud griego y de la Red Internacional de la juventud de UNESCO); EUROTEAM TURKEY. Antalya; y la Asociación Cultural Iqlim Laysar (Granada).

La propuesta de formación ha durado una semana en la que los estudiantes han estado alojados en El Valle, concretamente en Melegís, y han desarrollado la mayor parte de las actividades en la Casa de la Cultura del pueblo, puesta a disposición por el Ayuntamiento de El Valle con fines educativos.

En este mismo espacio, el alcalde de El Valle, Juan Antonio Palomino, ha tenido su encuentro con los jóvenes para agradecerles su visita al municipio y mostrarles el orgullo que supone tener a un grupo de estudiantes de diferentes lugares de procedencia, pero “unidos por la fuerza del cítrico” con la que cree capaz de “transformar la sociedad, cada uno en su ámbito”.

Según los organizadores, el objetivo principal del proyecto es romper con la brecha en la educación de los jóvenes sobre los valores de su propio patrimonio. “Los jóvenes, en la actualidad, no están interesados en la cultura y valores históricos locales, en parte debido a los efectos de la globalización y a un planteamiento de la cultura como algo uniforme que consigue que los jóvenes poco a poco pierdan la perspectiva de la cultura popular de su entorno, incluyendo su patrimonio natural e histórico”.

Así, creen firmemente que “la reunión de jóvenes procedentes de países del
Mediterráneo les permitirá comprender sus similitudes, las conexiones históricas y les ayudará a apreciar ser parte del continente europeo, con su rico pasado y a crear una nueva perspectiva para el futuro juntos”.